Uso correcto de la bici urbana: Consejos para ajustar el sillín

consejos para manejar bici en la ciudad 1
Consejos para manejar bici en la ciudad ¡Evitarás accidentes!
septiembre 16, 2019
comidas antes y después de manejar bicicleta 1
Comidas antes y después de manejar bicicleta: Lo más recomendado
octubre 28, 2019
uso correcto de la bici urbana

Si eres de los amantes de la bici, tengo la seguridad de que te has levantado varias mañanas con un dolor en el cuerpo que no puedes soportar. Esto suele ocurrir, cuando no hacemos uso correcto de la bici urbana.

En realidad, cuando cruzas la línea entre usar la bici para pasear algunos minutos los fines de semana, y usarla como medio de transporte oficial, es normal que al principio tu cuerpo comience a registrar algunas molestias, propias del ejercicio.

El problema es cuando estas molestias físicas pasan de simple incomodidad en la musculatura, a dolores un poco más serios. También hay que observar si estas molestias pasan luego de algunos días sobre la bici, o si, por el contrario, es una incomodidad que persiste.

Lo más común es que los dolores y las molestias musculares y óseas que llegan después de manejar bici por algún tiempo, estén ligadas al mal uso de esta. De hecho, cuando hacemos uso correcto de la bici urbana, normalmente estos dolores llegan a desaparecer.

Quizá te estés preguntando ahora mismo como saber si tu dolor es pasajero o si, en cambio estas usando mal tu bici.

Lo primero que debes considerar es el grado del dolor. Cuando hay una molestia muscular, producto de que no se está acostumbrado a algún tipo de ejercicio físico, lo normal es que sientas una leva molestia al moverte.

Sin embargo, cuando el dolor es de tal envergadura, que te inmoviliza, podría tratarse de algo más.

Otra cosa a considerar es la ubicación del dolor. Normalmente, cuando se trata de las primeras molestias musculares que llegan a consecuencia del ejercicio, es habitual sentir dolor en las piernas, muslos y batatas, los brazos y el abdomen al moverlo.

Sin embargo, cuando el dolor se aloja ya en la espalda. O se trata de puntadas fuertes y penetrantes en el pie o en las rodillas podría tratarse de las consecuencia son hacer uso correcto de la bici urbana.

Ten en cuenta también que los dolores molestos de los primeros días sobre la bici, no suelen sobrepasar la semana y los sentirás mucho más en la mañana, cuando recién te has levantado de la cama. Sin embargo, si notas que el dolor no se calma durante el día o excede la semana, sería buena idea consultar al especialista.

Uso correcto de la bici urbana ¿Qué hacer cuando se trata del sillín?

La mala ubicación del sillín, cuando se encuentra en una altura incorrecta, e inclusive cuando el sillín está muy desgastado o en malas condiciones, es habitual que produzca dolor e incomodidad al manejar.

De hecho, te sorprendería saber que la mayoría de los dolores de espalada, e incluso de rodilla, que se presentan entre los ciclistas, están estrechamente ligados al sillín de la bici.

A veces le prestamos muy poca atención. Sin embargo, cuando el sillín no está a la altura correcta, no está en buenas condiciones o simplemente está mal ajustados, el manejo de la bici podría generar complicaciones en nuestra salud.

Aprende más sobre la postura correcta para manejar bici

Echa un vistazo a estas recomendaciones generales para ubicar correctamente el sillín:

Consejos prácticos para el correcto uso del sillín

La altura del sillín es lo más importante que debes considerar si deseas cuidar tu salud. Además, es un factor determinante inclusive para evitar accidentes al volante, así que no dejes que pase desapercibido.

Si el sillín está muy bajo puede producir lesiones de moderadas a graves en el área de las rodillas o generar contracturas musculares en toda la pierna, conocidas como sobrecargaras de la musculatura.

Si está muy alto, igualmente te ves en la obligación de estirar demasiado la pierna para llegar al movimiento más bajo, lo que se traduce también en molestias óseas y musculares.

Cuando el sillín está a la altura recomendada, la rodilla oscilara en un ángulo de 70 grados cuando está flexionada, pedal arriba y de 150 grados cuando se tiene la pierna 100 % estirada.

El exceso de roce del cartílago rotulando causa dolores y molestias, por lo que la rótula no debe sobrepasar el pedal cuando la rodilla está flexionada.

Igualmente, cuando se está de pie, ya sobre la bici. Lo correcto es que se apoye en el suelo la punta del pie, más son el pie completo. Si al estar en postura erguida, puedes cómodamente apoyar tu pie, entonces no está lo suficientemente alto.

Ten en cuenta que el sillín cambia también el tipo de bici. Aquellos que son para pasar mucho tiempo sobre la bici, suelen ser los más cómodos y con amortiguación. Para aquellos de postura inclinada, el sillín necesariamente deberá ser más estrecho.

Por otra parte, considera la inclinación del sillín. El sillín, según lo recomendado, debe estar horizontal. De esta manera es posible aligerar la presión perineal y evita que se contraiga el periné.

Contáctanos y te asesoramos con gusto en el uso correcto de la bici urbana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *