¿Necesitas cambiar las cubiertas de la bici? ¿Cuándo es buen momento?

Bicicletas híbridas ¿Para quién están diseñadas?
agosto 13, 2018
4 consejos prácticos para proteger tu casco de ciclismo
septiembre 20, 2018

Las cubiertas de la bici son partes esenciales, cuando se trata de garantizar un buen rendimiento sobre las dos ruedas. Sin embargo, pocos ciclistas le otorgan la importancia que realmente este aspecto merece; quizá por desconocimiento o por falta inclusive de la debida asesoría de entrenadores y tiendas de bicicletas.

Ciclos Galera
¿Quieres comprar una bicicleta o accesorios online?
Todo en bicicletas

Las cubiertas de la bici de hecho, son un elemento que suele estar muy propenso al desgaste, considerando que son el único componente  que está en contacto con el suelo mientras hacemos el recorrido. Dependiendo del tipo de bicicleta, contaremos entonces con cubiertas para superficies lisas (bicicletas urbanas o de carrera) y cubiertas para bicis de montaña.

 

Aunque suelen ser de un material bastante resistente, la verdad es que las cubiertas de la bici están constantemente enfrentando los embates del  terreno, las condiciones climáticas el inclusive el trato indebido por parte del ciclista. En consecuencia, son partes que suelen sufrir constante desgaste.

 

Usualmente, el conductor no pone especial atención en las condiciones generales de la cubierta de las llantas, ignorando que el mal estado de estas partes suele ser muy perjudicial e inclusive puede convertirse en un problema de gravedad.

 

Cuando las cubiertas de la bici están nuevas o aún en buen estado, el conductor puede inclusive dejar de percibir que están puestas. Sin embargo, cuando comienzan a desgastarse o por alguna razón sufren abolladuras pierden sustancialmente su capacidad de agarre, dejando en peligro al conductor.

 

Como ya sabrás, la tracción no solo es fundamental para proteger al conductor de caídas y lesiones, sino que además resulta muy útil cuando se trata de lograr un mejor rendimiento sobre el volante y menor tiempo de recorrido.

 

Así que, es fundamental que todo ciclista sienta la necesidad de concentrar su atención en la revisión periódica de la cubierta de la bici. Puede traducirse en desempeño óptimo, cuidado de otras partes de la bici y por supuesto, el resguardo de la vida y la integridad del conductor.

 

Ahora bien, saber con claridad cuando es tiempo de cambiarlas no siempre es tarea sencilla. Sin embargo, cuando ya puedas percibir con claridad el desgaste o sientas en el volante que ha disminuido el agarre de la bicicleta, es tiempo de tomar cartas en el asunto.

¿Es necesario cambiar las cubiertas y cuándo?

Ya habéis visto que sí es necesario. Debes cambiarlas, aunque no es algo que debas realizar con demasiada frecuencia.

 

Las cubiertas para carreteras o urbanas suelen durar un poco más que las montañeras y pueden encontrarse cubiertas de aire o tubeless, rígidas con estructura de acero, o cubiertas flexibles folding qué están hechas básicamente de keylar, lisas o dibujadas. Necesitarás cambiarlas cuando:

 

  •         Tengan ranuras internas o dibujos y puedes observar que estos están desgastados o ya no se ven.
  •         Observa muy bien la forma que presenta tu neumático. Los de carrera son bastante redondos y uniformes. Sin embargo, cuando ya están desgastados dejan de verse ovalados y adoptan un aspecto muy plano. Otra señal para cambiar la cubierta de la bici.
  •         Si has tenido varios pinchazos ya con la misma cubierta, también es un buen indicador de que es hora de hacer el cambio
  •         Si observas grietas en la cubierta o daños en forma de hilos o alambres es momento de ponerse a trabajar en el cambio.
  •         Si cuando estás manejando tu bici definitivamente sientes que pierdes el control porque tienes un agarre incorrecto en la tracción debes vigilar y cambiar tu cubierta para evitar así situaciones de peligro.

 

En el caso de los neumáticos de la bicicleta montañera, estos son algunos de los aspectos a considerar:

 

  •         Una de las cosas más importantes a considerar cuando se trata de una bici de montaña es sin duda el aspecto de los tacos del caucho. Si observas que los tacos se ven deteriorados o no se ve, es tiempo de cambiar la cubierta.
  •         Tener muchos pinchazos seguidos también es un indicador de que necesitas el cambio. Siempre se recomienda, aunque el resto de la cubierta se vea en buen estado, cambiarla cuando haya más de tres abolladuras.

 

  •         Grietas, que se diferencian mucho de la arquitectura de tu caucho. Las grietas suelen ser muy visibles e inclusive interfieren directamente a la hora de conducir la bicicleta de montaña. Cuando puedas ver claramente grietas sobre la cubierta inmediatamente ve por otra.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *