¿Cómo evitar que se espichen los cauchos de tu bicicleta?

Bicicletas en alquiler ¿Cómo cobran fuerza en el mundo?
enero 12, 2018
3 consejos infalibles para el ciclismo de montaña
enero 19, 2018

Proteger las llantas es posible con algunos prácticos consejos

Si eres un ciclista frecuente y a diario sacas tu bicicleta para ir al trabajo, al parque de ejercicio o simplemente para recorrer la ciudad, probablemente en algún momento tendrás que enfrentar la dificultad de una llanta pinchada. Sinceramente, es imposible evitarlo del todo. Sin embargo, hay algunos consejos prácticos que te serán de utilidad si quieres evitar que este mal momento sea una constante en tu rutina. Echa un vistazo a este post.

Viajar seguro debe ser la prioridad de todo ciclista. Si bien es cierto andar en bicicleta es una aventura muy emocionante, divertida, gratificante y de satisfacción física, se puede convertir en una mala experiencia si no se cuenta con las condiciones de seguridad necesarias para trasladarse con tranquilidad.

Ciclos Galera
¿Quieres comprar una bicicleta o accesorios online?
Todo en bicicletas

Tanto en el ciclismo urbano, como en el ciclismo de montaña, existen riesgo que necesariamente hay que encarar durante la aventura. Uno de los más comunes es la posibilidad de que se pinche alguna llanta. Todos los ciclistas han pasado por este tipo de incidente en algún momento.

Sin embargo, aunque los espiches de los cauchos de la bicicleta son pueden evitarse del todo, la verdad es que si pueden prevenirse con algunas sencillas recomendaciones para el conductor. Estos consejos serán especialmente útiles para minimizar los riesgos y más aún proteger las llantas de tu bicicleta.

Revisa tus llantas con regularidad

No salgas de casa sin echarle un ojo a tus llantas. Muchos de los grandes accidentes que se generan sobre la bicicleta o las pérdidas de dinero en cauchos de la bicicleta se generan como consecuencia del “descuido” del ciclista. Haz del hábito de revisar tu bici antes de salir de casa una rutina diaria. Mira bien las condiciones generales de la bici y revisa las llantas antes de tomar camino. Así podrás solventar cualquier irregularidad que presente la bici antes de salir de casa.

Revisa los niveles de aire del caucho

Como ya sabrás cuando los niveles de aire del caucho de la bicicleta están bajos, o por debajo de los niveles normales recomendados, aumenta la cantidad de superficie que está en contacto con el suelo y en consecuencia aumenta también el riesgo de espiches. Por otra parte, el aire dentro de la llanta también emiten una fuerza que hace resistencia y disminuye la posibilidad de espiche. Lo ideal es que puedas revisar el aire de los cauchos de tu bicicleta dos veces por semana. También es recomendable que lo hagas al salir y llegar de una aventura de montaña o en superficies inestables.

Evita objetos peligrosos

Si guardas tu bici regularmente en el garaje de tu casa, en el patio trasero, en el parqueadero que te corresponde en el trabajo o en la acera del frente, entonces lo más recomendable es mantener estos lugares limpios y libres de objetos peligrosos. No guardes tu bici en galpones mecánicos o en depósitos del hogar, ya que, regularme en estas áreas hay objetos peligrosos que pueden terminar incrustados en las llantas de tu bici.

Usa bandas anti espiches

Estas cintas que se colocan entre la cámara y la cubierta abarcar toda la superficie en circulación y protegen la llanta de espiches. Son de poliuretano lo cual las hace muy resistentes y resultan perfectas para prevenir accidentes cuando irás con tu bicicleta a la montaña, al barro o a superficies muy inestables.

Evita lugares de riesgo o desconocidos

Si ya conoces la vía segura para volver  casa pues tómala. Evita “atajos” callejones o lugares oscuros y desconocidos. Estos sitios suelen estar repletos de clavos, partes de piezas, latas o vidrios que terminarán en tu llanta al transitar por el lugar.

Coloca polvo  a la cámara

Un buen consejo para cuidar tu bicicleta es colocar talco o almidón de maíz en la cámara ya que esto actuará como aislante y evitará que la cámara y la cubierta se peguen con facilidad, y al tiempo evitará que la llanta y la cámara estén en fricción constante y aumenten los riesgos de deterioro en el caucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *