4 consejos prácticos para proteger tu casco de ciclismo

¿Necesitas cambiar las cubiertas de la bici? ¿Cuándo es buen momento?
septiembre 11, 2018
Consejos para mejorar la escalada en bicicleta
octubre 5, 2018

El casco de ciclismo es sin duda un elemento fundamental en la indumentaria del conductor de la bici, por lo que se hace indispensable cuidar cada detalle de él para mantenerlo en buen estado.

 

Todo buen ciclista sabe con precisión que el casco puede llegar inclusive a salvar su vida durante algún accidente de envergadura, además de protegerlo de accidente menores durante las frecuentes caídas de los conductores de bicicletas.

 

Adicionalmente, el casco del ciclismo cumple con otras funciones elementales como proteger al conductor del inclemente sol, la lluvia, las condiciones climáticas e inclusive las multas que en el área urbana son comunes por falta de protección.

 

Estas y otras múltiples razones obligan al ciclista a proteger su casco. Mantenerlo en buen estado además será fundamental para ahorrar dinero y manejar con total seguridad y comodidad a cualquier hora del día y en el terreno que os plazca.

 

Según los especialistas, el casco del ciclismo es un elemento indispensable en el momento de conducir la bici y jamás se debe olvidar en casa. Indican que este elemento de seguridad puede proteger al conductor de caídas individuales hasta de un metro de altura y además le pueden salvar la vida a velocidades que no superen los 30 km/h.

 

Los fabricantes de cascos indican que la vida útil de este elemento de seguridad es relativamente corta. Estiman que debe cambiarse cada tres años por motivos de seguridad. Sin embargo, hay quienes deben hacerlo mucho antes porque no mantienen protegido el casco y están en riesgo de sufrir lesiones tras las caídas.

 

Sin embargo, muchos ciclistas utilizan su casco por un lapso de 5 años cuando le han dado el cuidado adecuado, no han tenido caídas aparatosas y en general lo utilizan de manera correcta.

 

Así que, sobran los motivos para cuidar mejor nuestro casco de seguridad. Debemos enfocarnos en la necesidad de mantenerlo siempre en buen estado si queremos conservarlo por más tiempo y tener la garantía de que cumplirá con su función cuando más lo necesitemos.

Estos son cuatro prácticos consejos que podemos seguir para conservar mejor nuestro casco de seguridad:

Ciclos Galera
¿Quieres comprar una bicicleta o accesorios online?
Todo en bicicletas

1-No lo expongas a altas temperaturas

El casco de ciclismo suelen estar expuestos al sol por largas horas. Sin embargo, es importante que cuando te detengas hagas lo posible por guardar el casco o conservarlo bajo la sombra en la medida de lo posible.

Los cascos además suelen estar unidos entre su cuerpo interno y la carcasa externa que tiene pegamento que se derrite con facilidad cuando hay demasiado calor, especialmente durante los días fuertes de verano.

Cuando estás conduciendo tu bici, evidentemente siempre tienes que llevar contigo el casco de seguridad. Sin embargo, cuando te detengas la recomendación es guardarlo. Lo más importante es que evites dejar tu casco de seguridad bajo el sol en casa, en la cochera o donde guardas tu bicicleta. Al momento de llegar a casa guarda tu casco en la sombra.

2- Evita los golpes

Una buena forma de proteger tu casco es siempre procurar evitar los golpes duros- obviamente los que pueden evitarse- aunque no lo creas, los golpes son la primera causa de deterioro de los cascos de seguridad.

Los cascos están diseñados para protegernos de un duro y contundente golpe en la cabeza. Sin embargo, hay golpes innecesarios que le damos a nuestro casco, como cuando lo guindamos del manubrio o lo hacemos colgar de nuestro bolso mientras circulamos y el casco está constantemente golpeándose contra las partes de la bici. Estos golpes debilitan el casco y terminan por afectar de manera importante.

3- Evita sujetar objetos al casco

Sé que es muy común que coloquemos algunos accesorios a nuestro casco de ciclista. Sin embargo, no se recomienda modificar el diseño original de los cascos de seguridad integrándose otros objetos como luces, cámaras de grabación, llaveros, accesorios decorativos porque esto suma peso al casco y sin duda el peso termina por deterioro. Haz lo posible por mantener su diseño original.

4- Lava tu casco de vez en cuando

Aunque no lo creas, lavar tu casco puede resultar favorable. Lejos de lo que algunos deportistas creen los restos de sudor que van quedando en nuestro casco deterioran el material interno, m que está hecho de polietileno y terminan por deteriorar el casco en el interior.

 

Para evitarlo, lava con mucho cuidado tu casco cada cierto tiempo. Puedes usar agua fresca, nunca caliente un jabón bastante suave. Evita productos con cloro que puedan afectar la estructura de tu casco. Recuerda siempre enjuagar muy bien una vez que hayas terminado el lavado y dejarlo secar al sol el tiempo suficiente para evitar la humedad.

 

Los comentarios están cerrados.